fbpx

El arte de ser tú mism@

Desde la antigüedad los más grandes sabios han hablado de la importancia de conocerte a tí mismo, pero ¿Por qué descubrir y expresar tu esencia es vital para ser plenamente feliz? Y ¿Cómo lo conseguimos?

Desde que nacemos hasta que morimos estamos en constante evolución, tanto si somos conscientes de esto como si no. La vida no solo nos rodea, sino que nos toca, nos cambia. La vida nos pide adaptarnos a estos cambios y hay muchos que la vemos en sí misma como una gran escuela. En ella estamos llamados a encontrar nuevas maneras de mirar hacia dentro y hacia afuera que nos permitan dejar de sufrir y, en su lugar, sentir más paz, amor, seguridad o felicidad. 

Muchas veces es el sufrimiento el amigo que nos indica la necesidad de cambiar. Y otras veces, si somos humildes y estamos abiertos a evolucionar, nos adelantamos y cambiamos antes de que el sufrimiento nos obligue a ello.

Un gran problema en este proceso de adaptación ocurre cuando tenemos parte de nuestra identidad puesta en alguna creencia, hábito o formas de ser que nos causan sufrimiento. Por ejemplo, todos los pensamientos y hábitos que nacen de una creencia profunda que dice “no valgo lo suficiente” o “no merezco vivir con plenitud”. 

Si pensamos que quienes somos tiene algo que ver con cualquier creencia que nos haga ver el mundo con miedo, inseguridad, desconfianza, resentimiento, desesperanza, etc. entonces estamos llamados a cambiar sí o sí…o autoengañarnos pensando que podemos mirar a otro lado, o dejarlo para otro día, y seguir sufriendo.  

Tu esencia, no tiene que ver con tus miedos. Tu esencia es la expresión única que sale de tí, sin planes ni control, cuando te dejas dirigir por el amor. Es tu potencial plenamente expresado, no para conseguir algo (dinero, éxito, reconocimiento…) sino como un fín en sí mismo. Todo lo que te hace únic@, porque eres unic@, dejarlo salir hacia dentro y hacia afuera con libertad y alegría. 

Hay montañas de bienestar esperando a que nos quitemos nuestras capas de miedo, vergüenza, resentimiento y dolor. Y a cada capa que nos quitemos entramos en contacto con un poco más de luz, empoderamiento y alegría con las que dar a luz a un yo más auténtico. Paso tras paso, podemos caminar en esa dirección y disfrutar el largo camino.

Cuanto más vamos profundizando en nuestro autoconocimiento, más potencial para expresarte con autenticidad vamos encontrando. Jesucristo, Buddha o Gandhi o tantísimos otros no eran alienígenas, tan solo personas que quisieron llegar hasta el final de este camino y descubrir que nuestro potencial de amor y empoderamiento es ilimitado.

Y tú, ¿Te atreves a sacar tu esencia y brillar?

¿Te interesa hacer coaching conmigo para crecer y aprender más sobre tí mism@? Descubre aquí lo que podemos hacer juntos.