fbpx

¿Cómo conectar con el amor incondicional?

¿Qué significa de verdad amar?

Si estás de acuerdo conmigo en que el amor es lo más relevante de cara a dar -o quitar- sentido a tu vida, tal vez también lo estés en que merece la pena detenerse unos minutos a reflexionar y entender más profundamente qué significa de verdad amar.

Además, hablar sobre el amor es estupendo. Sea lo que sea aquello en lo que nos centremos: el pasado, el futuro, preocupaciones, ilusiones…. ¡O amor! tendemos de forma inconsciente a filtrar todo aquello que percibimos para recibir, sobretodo, información relacionada con lo que sea nuestra pequeña obsesión. Así que puestos a elegir, ¡Hablemos sobre el amor! Y así, sin mucho esfuerzo nos será mucho más fácil encontrarlo cuando lo tenemos delante de las narices.

¡Comencemos! ¿Qué personas te hacen sentir más amor en tu vida? Y ¿Qué situaciones son las que son capaces de abrirte el pecho de par en par y decir por dentro `GRACIAS a la vida´? Piensa sobre ello, visualízalo incluso ¡Verás qué casi sin darte cuenta ya estás amando!

Cuanto más abierto está tu corazón, más amas

Hay muchos tipos de amor, cada vez que desde el corazón hay un “¡Sí!” respecto a algo que está ocurriendo, ahí tienes algo único en el tiempo y en el espacio -irrepetible- que estás amando. Hoy me gustaría hablar sobre el amor incondicional, que es el más puro y elevado. 

El amor incondicional nos permite amar más allá de lo que nos gusta o lo que no nos gusta -si no, sería amor condicional- y un amor que vaya más allá de esta dualidad nos lleva un profundo sentimiento de paz con nosotros mismos y con la vida.

Si atendemos a nuestra mente y a todas las ideas que vienen a nuestra cabeza sobre lo que nos preocupa o sobre cómo evitar lo que nos preocupa, va a ser muy difícil conectar con el amor incondicional, estar en paz con nosotros mismos es algo indispensable para poder descansar tranquilamente en este sentimiento. 

Además, el amor incondicional no tiene nada que ver con la moralidad, con «tener que ser buenos con los demás». Si estás intentando forzar el convertirte en `alguien que ama incondicionalmente´ posiblemente estarás suprimiendo inconscientemente un montón de cosas que en realidad no amas…y así no podemos tocar ni la paz interior ni el amor.

Es precísamente cuando eres capaz de tomarte un respiro y dejar de escuchar a la mente cuando estás más cerca de poder conectar con el amor incondicional. La espiritualidad es el descubrimiento de eso que ocurre cuando dejas de atender a tu mente, tu egocentrismo, tu /yo/mí/mío y observas qué hay más allá…o, mejor dicho, acá. La espiritualidad nos fascina a los seres humanos desde hace milenios porque, entre otras cosas, puede llevarnos al amor incondicional.

Por ejemplo, imagina ver un atardecer en un lugar que te gusta, con una compañía -la tuya propia o la de otra persona- con quien estás agusto. Si puedes disfrutar de este momento en silencio. Si resistes el impulso de interrumpir el silencio intentando sacar una foto, o diciendo “qué bonito atardecer”. Si de verdad admiras la vida que está ocurriendo a tu alrededor desde el silencio, estarás conectando e intensificando tu sentimiento de amor incondicional.

Sé que no es fácil esto de estar en silencio…¡Pero vaya pedazo de premio tienes si lo consigues! ¿No? Hay muchas formas de cultivar el silencio. Para mí, la meditación es la más eficiente, pero hay más formas. ¿Cuáles usas tú?

Te invito a probar esto de amar desde el silencio, y descubrir por ti mism@ si te conecta más al amor incondicional, vas a ver qué amar desde tu silencio es lo más bello que existe…¡Ten cuidado que engancha!

¿Te interesa hacer coaching conmigo para crecer y aprender más sobre tí mism@? Descubre aquí lo que podemos hacer juntos.